Aldara

¿Quieres hacer tu reserva?
Llama ahora: 677 36 70 20

Infecciones cutáneas comunes en perros

Un animal sano no presenta una infección cutánea fácilmente; si esto ocurre es probable que se deba a algún motivo interno y deberás consultar con tu veterinario para hallar la causa y tratar de solucionarla además de aplicar tratamiento antimicrobiano a la infección, para así intentar evitar que recurra el problema.

Infecciones superficiales

Las piodermas superficiales son las enfermedades cutáneas bacterianas que se dan con más frecuencia en perros. Son causadas en el 90% de los casos por Staphylococcus intermedius. A continuación describiremos brevemente algunas de las piodermas superficiales más comunes: el impétigo y la foliculitis.

El impétigo de los perros es una dermatitis pustular de origen bacteriano común en cachorros, caracterizada por pústulas y collarines epidérmicos (escamas adherentes en forma de anillos que aparecen luego de romperse las pústulas) que afectan normalmente a las áreas ventrales con escasez de pelo. Su origen suele estar ligado a enfermedades parasitarias o víricas, malas condiciones higiénicas, mala alimentación, etc. Por lo general es fácilmente curable, pero se deberá erradicar el problema base para que no recurra.

La foliculitis superficial es la infección bacteriana más común en los perros y es causada por una infección de Staphylococcus intermedius de la parte superior del folículo capilar Se caracteriza por pequeñas pústulas con un pelo sobresaliendo en su centro. Con el tiempo, los pelos se caen y las pústulas se convierten en collarines epidérmicos. Esta patología puede presentarse de forma idiopática (no se conoce su origen) y suele ser más frecuente en perros jóvenes y en razas de pelo corto. No obstante, lo normal es que sea un problema derivado de otros procesos que originan alteraciones en la piel (infecciones por hongos, hipersensibilidad...). Es una enfermedad que tiene cura, pero muchas veces se presenta de forma periódica en el perro.

Infecciones profundas

Las piodermas profundas son infecciones bacterianas graves que afectan a tejidos más profundos. Pueden ser el resultado de la progresión de una infección superficial inapropiadamente tratada o incluso sin tratar. Además de la terapia antibacteriana, se debe identificar la enfermedad subyacente primaria y tratarse adecuadamente para conseguir la remisión de la infección. Sin embargo, si se detectase una infección profunda localizada, la causa más probable será un trauma (normalmente producido por un mordisco o un cuerpo extraño). Los gatos padecen con frecuencia abscesos subcutáneos, normalmente a causa de mordeduras.